Comunicados
Typography
  • Smaller Small Medium Big Bigger
  • Default Helvetica Segoe Georgia Times

Presentamos el texto de la hoja que los compañeros de Lucha de Clases repartirán hoy en Madrid en la manifestación a favor de la República.

Hoy 14 de abril, Día de la República, las razones a favor de la lucha contra el régimen monárquico del 78 son más claras que nunca. Todo el edificio estatal y económico erigido en torno a la monarquía borbónica está podrido desde los cimientos.

Las mismas 200 familias oligárquicas que apoyaron y sostuvieron la dictadura franquista, siguen al mando de la economía del país a través de las empresas del Ibex35 y de las otras 100 grandes empresas del país. Sus bancos y empresas son rescatados con el dinero de las familias obreras, chupan de los contratos públicos y condenan a capas cada vez más amplias de la clase trabajadora y de la juventud a un futuro de precariedad, bajos salarios y explotación desenfrenada.

El aparato estatal franquista, que no fue depurado tras la caída de la dictadura, está mostrando ahora su verdadera faz. En la política represiva del gobierno de PP-Ciudadanos y en la inacción de las actuales direcciones de la izquierda, este aparato encuentra la confianza para mostrar su perfil reaccionario contra las luchas sociales y los activistas de izquierdas, y sobre todo contra el potente movimiento republicano en Catalunya.

Y la monarquía es el garante de todos estos intereses convergentes de la gran burguesía española y de su aparato estatal neofranquista.

Catalunya señala el camino de cómo encarar la lucha contra el régimen monárquico del 78: movilizaciones de masas, desobediencia civil y autoorganización popular. La Historia no ha conocido nunca otros métodos de lucha cuando se trata de transformar un régimen represivo y reaccionario hasta la raíz.

Como marxistas, nuestra posición es que la lucha por la república debe estar vinculada a la lucha por la transformación socialista de la sociedad, expropiando a la minoría parásita y estableciendo un régimen de democracia obrera, que establezca una federación socialista de repúblicas ibéricas, voluntaria y en pie de igualdad, como antesala de una federación socialista europea y mundial.

Creemos que, independientemente de los objetivos políticos últimos que mueva a cada organización, colectivo, sindicato, y movimiento social y vecinal, urge crear instrumentos de organización popular que unifiquen y coordinen a nivel estatal la lucha por la república y contra el régimen del 78 con actos públicos, debates, movilizaciones, etc. Y Catalunya muestra el camino a seguir. Creemos que los Comités de Defensa de la República ofrecen este modelo de organización popular. Por eso proponemos la extensión de esta experiencia a todo el Estado para organizar en cada ciudad y pueblo Comités de Defensa de la República. Llamamos a las organizaciones republicanas y de la izquierda de todo el Estado a que se sumen a esta iniciativa para iniciar el proceso que permita llevarla a cabo.