Ante cualquier convocatoria de huelga, esta pregunta siempre suena en la mente de los trabajadores. La huelga del 29 S no ha sido distinta. Podría pensarse que el simple hecho de los recortes es suficiente para generar la adhesión a la movilización, pero siempre surgen dudas concretas y prácticas que hay que resolver.