Movimiento Obrero
Typography
  • Smaller Small Medium Big Bigger
  • Default Helvetica Segoe Georgia Times

Publicamos la carta de un trabajador de Extel-Coruña en la que se hace un llamamiento a los trabajadores de las subcontratas de Telefónica, como ADECCO y ATENTO, a que se sumen a la huelga indefinida estatal de las Empresas Colaboradoras de Telefónica.

Los trabajadores de las plataformas de ADECCO Y ATENTO de todo el Estado debemos sumarnos a la huelga indefinida estatal de las Empresas Colaboradoras de Telefónica (contratas, subcontratas y autónomos).

Debemos exigir la apertura de una negociación estatal, con representantes de todos los colectivos precarizados por Telefónica y sus contratas. Dichos representantes deben ser elegidos de forma democrática por la Asamblea General de Trabajadores de cada centro. En las negociaciones deben ser reconocidos como interlocutores-representantes únicos de todos los trabajadores afectados por el conflicto aquellos trabajadores que más votos obtengan en la Asamblea General de Trabajadores.

El Gobierno debe reconocer que la privatización de Telefónica fue un acto infame en el cual Aznar entregó el monopolio de las telecomunicaciones a grandes empresarios que explotan el sector en su propio beneficio, sin atender las demandas de la sociedad.

César Alierta, actual presidente ejecutivo de Telefónica, es un especulador profesional. En el año 2009 la Sección Séptima de la Audiencia Provincial de Madrid, presidida por la magistrada Manuela Carmena, según la sentencia dictada el 17 de julio de 2009, consideró probado el delito de uso de información privilegiada que le permitió ganar 1,86 millones de euros en la venta fraudulenta de acciones de Tabacalera.

Debemos extender el conflicto hacia una huelga general indefinida en todo el sector y recordar el ejemplo de la lucha de los trabajadores SINTEL para atraer a los medios y dar repercusión pública al conflicto.

Las subcontratas de atención al cliente Extel, Atento y todo el sector del Contact Center, debemos plegar nuestras exigencias a las de la Federación del Metal estatal y componer un Comité Confederal que sustituya al Comité Intercentros. Hacemos un llamamiento a todos los afiliados de las diversas fuerzas sindicales y A LA ASAMBLEA GENERAL DE TRABAJADORES a defender un programa unitario de mínimos con cuatro puntos esenciales:

1. La desprivatización progresiva de Telefónica-Movistar. La intervención del Estado en el sector, recuperando la acción nominal que permita al Estado junto con usuarios y profesionales de las Telecomunicaciones tomar decisiones acerca del futuro del sector.

2. La incorporación progresiva de los profesionales de los sectores subcontratados a la plantilla de Telefónica con equiparación flexible de condiciones.

3. La creación de comisiones de desarrollo en los diferentes comités de empresa donde los trabajadores puedan hacer aportaciones a la resolución del conflicto que sean debatidas en el Comité Confederal.

4. La unidad de todos los trabajadores más allá de las siglas. El mayor grado de organización. Exigimos responsabilidad a los medios de comunicación y su control objetivo y democrático.

!TODO EL PODER PARA LAS ASAMBLEAS!