Ha habido nuevas revelaciones sobre la corrupción que corre por las venas de la política brasileña. Una investigación sobre lo que se conoce como 'Operación Lava Coches' (Lava Jato) –una red de lavado de dinero y soborno con enlaces con la petrolera estatal Petrobrás y una serie de políticos– ha estado en curso desde 2014. En fecha tan reciente como la semana pasada, esta investigación ha producido una nueva ola de acusaciones contra más miembros todavía del Congreso de todos los partidos políticos. La suciedad avariciosa que salpica al Estado brasileño es clara para que todo el que la vea.

Florianopolis struggle7.000 trabajadores municipales en Florianópolis, Santa Catarina, Brasil, han estado huelga indefinida en defensa de derechos adquiridos, salarios y pensiones desde el 5 de enero. Los tribunales han declarado la huelga ilegal. Ahora el alcalde y el fiscal general exigen la cárcel para el presidente del sindicato Sintrasem Florianópolis, Alex Santos, la disolución de la ejecutiva sindical y la intervención del sindicato. Los trabajadores han respondido con una asamblea de masas y ratificado su apoyo a la huelga. Han lanzado un llamamiento a la solidaridad internacional en defensa de los derechos sindicales. Firma la resolución y comparte ampliamente.

deputados votacao pedido impeachment dilma camara deputados 06704172016El juicio político a Dilma fue aprobado el domingo 17 de abril por un frente unido de partidos burgueses con el fin de establecer un gobierno de Temer [actual Vicepresidente] y Cunha [Presidente de la Cámara de Diputados], con el apoyo del PSDB (Partido Socialdemócrata de Brasil), DEM (Demócratas) y otros partidos. Este gobierno será incapaz de estabilizar la situación. Su aparición ha introducido en la arena política lo que Lula y la dirección del PT (Partido de los Trabajadores) más temen. Las masas están convencidas de que este será un gobierno de ataques (lo cual es cierto) y que tienen todo el derecho de abatirlo en las calles sin esperar a las elecciones (lo que también es cierto).

Por 61 votos a favor y 20 en contra, fue aprobado en el podrido Senado Federal la destitución de Dilma y, en consecuencia, su eliminación definitiva del cargo de Presidenta de Brasil. Es el capítulo final de este proceso iniciado en diciembre de 2015, con la apertura realizada por el ex presidente de la Cámara de Diputados, Eduardo Cunha.

thumb 2016.04.Brazil DilmaImpeachmentProtestAnoche se desarrollaron acontecimientos dramáticos en Brasil, cuando el Congreso votaba el proceso de destitución (impeachment) de la presidenta Dilma Rousseff. El país entero estaba siguiendo el proceso, dividido en dos campos, los reaccionarios burgueses y  pequeños burgueses  pro-juicio político, y  todos los trabajadores y jóvenes que están en contra de la destitución.

El Senado de Brasil acaba de votar por una mayoría de 55 votos a 22 destituir a la Presidenta Dilma Rousseff. Michel Temer, el vicepresidente y miembro del partido burgués PMDB, está haciendo ahora los preparativos para formar un nuevo gobierno de la derecha. Esto marca el final de un largo período de relativa estabilidad política en Brasil. La economía está en su peor recesión desde la década de 1930. Es en este contexto que podemos entender los recientes cambios y giros dramáticos en la situación política.

panfleto 1La burguesía brasileña ha decidido que es hora de retomar el control directo del gobierno. Ya no quiere un gobierno externalizado. Por esta razón, el frente único de la clase dominante convocó las manifestaciones del 13 de marzo.