El capitalismo griego se encuentra en una profunda crisis. Es el eslabón débil de la cadena que se está empezando a romper. El país corre el riesgo de entrar en mora con sus pagos de la deuda externa, lo que representa una grave amenaza para la estabilidad del euro. Severas medidas de austeridad se están imponiendo y éstas están provocando una reacción agresiva de la clase obrera.

La situación en Ucrania está sumamente tensa. Viktor Yanukovich fue declarado vencedor en la segunda ronda de las elecciones presidenciales del domingo. Es visto por todos como un hombre pro-Moscú. En cambio, Viktor Yushchenko es un candidato abiertamente pro-occidental y ha desafiado los resultados. Parece claro que podría haber existido un importante nivel de fraude en estas elecciones.