Jeremy  Corbyn está en camino de obtener de una victoria aplastante en las elecciones para la dirección del Laborismo. Según todas las encuestas, Corbyn derrotará a su oponente de derecha, Owen Smith, por un amplio margen. De hecho, el apoyo a Jeremy Corbyn entre las bases del partido se ha incrementado desde el año pasado; más del 84% de las nominaciones para la dirección de las agrupaciones locales del Partido Laborista han sido para Corbyn, comparado con menos del 40% que tuvo en la competencia entre cuatro candidatos el año pasado.

franciaEste verano, los medios han enfocado la atención en una cuestión completamente desproporcionada con respecto a la actualidad nacional e internacional: la decisión de varios alcaldes del partido de derecha Los Republicanos (ex UMP, liderada por Nicolas Sarkozy, NdT), y también del Partido Socialista (con el apoyo del Primer ministro Manuel Valls y otros ministros), de prohibir el uso de una prenda conocida como burkini en las playas. 

Piss off Blairites Socialist Appeal Britain 1Era como una escena de los muertos vivientes, con los zombies de la derecha laborista (los blairistas, partidarios de Tony Blair) reclamando con toda su fuerza durante el pasado fin de semana la dimisión de Jeremy Corbyn, el dirigente de izquierdas del Partido Laborista. Los restos momificados de Lord Kinnock - ex-dirigente laborista en los 90s que perdió dos elecciones generales - se unieron con Ed Miliband, el anterior líder laborista que fue incapaz de ganar las pasadas elecciones, para exigir a Corbyn que se apeara de su puesto... ¡con el fin de que el laborismo pueda ser "elegible"! ¡Con toda su cara dura - nuestros mayores fracasos electorales se ofrecen de asesores al laborismo para ganar unas elecciones!

LiverpoolRallyAug2016Con la disputa por la nueva dirección laborista bien avanzada, Corbyn ya se está despegando de su único rival - Owen Smith, el candidato respaldado por los Blairistas (ala derecha laborista, seguidores del exprimer ministro laborista Tony Blair). El apoyo al actual líder laborista es evidente, no sólo desde el respaldo oficial que ha obtenido desde los sindicatos y las agrupaciones locales del Partido Laborista, sino por las enormes cifras históricas de participación en sus actos de campaña en varias ciudades del norte de Inglaterra.

Ayer, 23 de junio del 2016, el pueblo británico tomó una decisión trascendental. Después de 40 años de formar parte de la Unión Europea, emitió un voto de rechazo. Esta decisión tiene inmensas consecuencias para el futuro de Gran Bretaña, de Europa y del mundo.

La ley de Trabajo se aprobará en la Asamblea Nacional el próximo día 22 de julio, tras un último paso por el Senado. El gobierno “socialista”, por lo tanto, ha  logrado la victoria en esta batalla. Para ello, ha recurrido a unos niveles de represión policial inéditos en la historia reciente del país, así como a una violenta campaña de insultos y estigmatización hacia los militantes de la CGT comprometidos en esta lucha. Después de haber instrumentalizado a los “alborotadores” para desacreditar el movimiento, el gobierno los ha utilizado como pretexto para someter las últimas manifestaciones a una filtración y a una vigilancia policial masivas, obstaculizando de facto el derecho a manifestación.

Jo Cox Public DomainAl mediodía de ayer [Jueves 16 de junio, NdT] Jo Cox, una diputada del Partido Laborista, estaba parada fuera de una biblioteca local, como era de costumbre cada semana, para encontrarse con los residentes de su distrito electoral. Era simplemente un día normal en la pequeña ciudad de Birstall cerca de Leeds, en Yorkshire. No había nada que indicara los terribles acontecimientos que estaban a punto de suceder.