Rawal Asad es estudiante de pregrado y activista político del Government Emerson College en Multan. El 5 de febrero se sumó a una protesta, convocada por el Movimiento Pashtun Tahafuz (PTM) en Multan. Estaban protestando contra el asesinato de su líder, Arman Luni, que era profesor universitario y fue asesinado en Baluchistán unos días antes por un oficial de policía de alto rango,  mediante tortura. El caso de este asesinato aún no ha sido investigado. Pero la policía de Multan registró una denuncia contra todos los manifestantes, incluyendo a Rawal Asad, acusándolos de sedición, entre otras cosas.

Del 8 al 9 de enero, alrededor de 200 millones de trabajadores secundaron una huelga de dos días en toda la India, que dejó paralizado el país. La huelga fue convocada por 10 de los sindicatos más fuertes del país contra las políticas anti-obreras del gobierno de Modi. El BMS, afiliado al partido gobernante Bharatiya Janata Party (BJP), fue el único sindicato que estuvo en contra de la huelga y trató de sabotearla. Todos los demás apoyaron la huelga e hicieron grandes esfuerzos para que fuera un éxito.

El viernes pasado, los 11 activistas marxistas, miembros de la Alianza de la Juventud Progresista y del Frente Obrero Rojo, que fueron secuestrados por las fuerzas de seguridad paquistaníes la semana pasada, fueron liberados. Esta es una gran victoria para la campaña de solidaridad, que se realizó los días 25 y 26 de abril, tanto en Pakistán como a escala internacional.

El 20 de septiembre, una carta abierta de un representante de la Sociedad Marxista (SM) de la Universidad de Pekín (PKU) en Beijing, China, comenzó a circular en las redes sociales chinas. La carta detallaba la dificultad significativa a la que  se enfrentó la SM este mes para encontrar un instructor de la facultad que era requerido para volver a registrarse como un club estudiantil reconocido en el campus.

El camarada Aftab Ashraf, responsable nacional del Frente Obrero Rojo de Pakistán, es uno de los nueve camaradas que fueron desaparecidos por los Rangers de Sindh el 21 de abril. En su primer mensaje después de la liberación agradece la solidaridad internacional.

 
 
 
 
 
 

Kim Jong-un, el hasta hace muy poco hombre malo de la prensa internacional, se ha convertido de repente en un santo. La nueva ofensiva diplomática tomó por sorpresa a la "comunidad internacional", la perspectiva del final de un conflicto de 70 años. Aunque Trump intenta disfrutar del fulgurante éxito, el último giro, en realidad, demuestra el relativo debilitamiento del imperialismo estadounidense.

Se ha confirmado que el último de nuestros compañeros paquistaníes secuestrados ha sido liberado por los Rangers. Nos sentimos aliviados de tenerlos de vuelta seguros y agradecidos con todos nuestros camaradas y simpatizantes que participaron en nuestra campaña de solidaridad, que fue fundamental para proteger a los secuestrados. Publicamos el siguiente mensaje de la Alianza de la Juventud Progresista (PYA), que celebra el retorno seguro de nuestros camaradas y la victoria de nuestra campaña internacional.