A pesar de todos los experimentos keynesianos y del estímulo monetario, China no se ha librado de la crisis económica mundial. En el año 2014, su crecimiento económico bajó al 7,4%, el más débil en 24 años. Por primera vez en 16 años el crecimiento no logró el objetivo anual del gobierno (7,5%).

El ataque de los talibanes contra una escuela en Peshawar, Pakistán, el martes 16 de diciembre de 2014 fue tal vez el ataque más bárbaro y brutal llevado a cabo por los fundamentalistas hasta la fecha. Ha sido el ataque terrorista más mortífero en Pakistán del que se tenga memoria, costando 141 vidas, incluyendo 132 niños. Además de esto más de 125 personas resultaron heridas, en su mayoría niños.

El camarada Riaz Lund, miembro destacado de la sección pakistaní de la Corriente Marxista Internacional (CMI) y conocido luchador de la clase obrera de Karachi, ha sido disparado a sangre fría por unos asesinos. En un asalto cobarde y brutal, fue tiroteado tres veces, dos en el estómago y una en el pecho.

Tres años después de que el movimiento Occupy Wall Street se extendiera desde Manhattan a varias ciudades importantes del mundo, comenzó el 26 de septiembre, antes de lo previsto, el movimiento Occupy Central en Hong Kong, después de un par de años de debates y manifestaciones, con la declaración de una "era de la desobediencia civil". Previamente, el 22 de septiembre, los estudiantes de 25 universidades y varias escuelas se unieron en una huelga de una semana, convocada por la Federación de Estudiantes de Hong Kong, sirviendo de “última advertencia al régimen”.

Hace veinticinco años, el 4 de junio de 1989, los fusiles y tanques del ejército chino aplastaron las protestas de la Plaza de Tian'anmen. Fue un movimiento heroico del pueblo chino en una lucha contra la burocracia, en general y, más concretamente, contra la falta de democracia, la corrupción y el impacto negativo de las reformas hacia una economía de mercado.

Compañeros, acabo de hablar por teléfono con el compañero Lal Jan quien ha visitado a Riaz en el hospital de Karachi. La buena noticia es que sobrevivió milagrosamente a los disparos y a la operación quirúrgica, y ahora está fuera de peligro y en situación estable. A pesar de que se nos dice que se encuentra fuera de peligro, todavía se encuentra en mal estado. Está en estado semi incosciente y aún no ha podido hablar.

La victoria arrolladora del partido nacionalista hindú BJP y el auge vertiginoso de Narendra Modi como líder populista han sorprendido a un gran número de analistas seculares y liberales en la India y el resto del mundo. En realidad, esperaban ingenuamente que los resultados fuesen en contra de las predicciones de los medios y los gurús burgueses.