Asia
Typography
  • Smaller Small Medium Big Bigger
  • Default Helvetica Segoe Georgia Times

Seis camaradas de la Corriente Marxista Internacional (CMI) fueron arrestados hoy en Karachi por el Ejército y los Rangers de Sindh, un departamento estatal paramilitar famoso por sus asesinatos extrajudiciales. Hasta el momento, permanecen desaparecidos. Necesitamos plantear esto en los movimientos obrero y estudiantil de todo el mundo. Necesitamos mensajes de protesta y de solidaridad. ¡Hay que actuar ahora!

fb12c9f22b3b27169068138b550c96c2 w720 h500Los camaradas fueron arrestados porque se unieron a la protesta solidaria del Movimiento Pahstún Tahafuz (Protección) (PTM) frente al Club de Prensa de Karachi hoy. El camarada Karim Parhar de Quetta y el Dr. Aftab Ashraf de Lahore también se dirigieron a los manifestantes y explicaron el papel reaccionario y brutal del Estado paquistaní. Otros compañeros estaban planteando consignas en solidaridad con el PTM y condenando las atrocidades del Estado paquistaní contra los pastunes en las áreas tribales y en todo el país.

La protesta en Karachi se estaba organizando a pedido de la dirección del PTM, ya que se les negaba el derecho a celebrar una reunión pública pacífica en Lahore hoy. Algunos líderes del PTM fueron arrestados en Lahore la noche antes de la reunión y el lugar de reunión fue llenado con aguas residuales. Más tarde, los líderes arrestados del PTM en Lahore fueron liberados bajo la presión del movimiento, pero pidieron a sus miembros y simpatizantes que realizaran protestas en todas las ciudades de todo el país.

En la protesta de Karachi, los camaradas de la CMI fueron a expresar una solidaridad total contra esta brutal opresión y el apoyo para el PTM.

El PTM está celebrando una Larga Marcha en Pakistán en la que han celebrado actos públicos en muchas ciudades de todo el país. El 8 de abril se celebró una reunión pública en Peshawar en la que participaron más de 150.000 personas. En esa reunión, los líderes anunciaron su próximo acto en Lahore el 22 de abril. Las autoridades estatales hicieron todo lo posible para impedir que se llevara a cabo este acto. Se hicieron llamamientos amenazadores a los organizadores y a todos los que trataban de extender la solidaridad con este movimiento. El acto público de Lahore fue un gran paso adelante para este movimiento porque hasta ahora estaba restringido solo a las áreas pashtunes. Pero este acto podría extenderse a otras áreas en todo el país y miembros de otras nacionalidades podrían unirse a él para compartir sus quejas contra el Estado.

Contra todo pronóstico, este acto se celebró hoy con éxito en el que participaron miles de personas, no solo de Lahore, sino también de otras ciudades del Punjab. La dirección del movimiento explicó una vez más los incidentes que ocurrieron en las áreas tribales durante la última década en los que murieron personas inocentes en nombre de las operaciones del Ejército, mientras que los talibanes y otros fundamentalistas islámicos contaron con el apoyo y el respaldo del Estado. También se reveló que casi 4000 personas inocentes fueron vendidas a los estadounidenses como "terroristas". Cuando sus familias intentaron buscarlos a través de canales legales y oficiales, fueron hostigados y amenazados con graves consecuencias. El PTM exige la liberación de 32.000 "personas desaparecidas" secuestradas por el ejército de Pakistán.

La CMI de Pakistán y los camaradas de la Alianza de la Juventud Progresista (PYA) han apoyado desde el principio este movimiento, que ha estado tratando de difundir su voz en áreas de todo el país. El PYA invitó al líder del PTM Mansur Pashteen a Faisalabad para el 15 de abril, para que los estudiantes y trabajadores de Faisalabad pudieran expresarle su solidaridad. Pero las autoridades estatales cancelaron la reserva del Hall en el Club de Prensa de Faisalabad y amenazaron a los organizadores con llamadas intimidatorias. Los camaradas del PYA organizaron una nueva reunión en una sala de la sede de la Asociación de Abogados, pero también se canceló en la última hora bajo la inmensa presión del Ejército de Pakistán. La Administración de la Universidad también obligó a los estudiantes que organizaban este evento a cancelarlo, de lo contrario serían revocados (suspendidos) de la universidad. Los estudiantes también fueron amenazados con que también podrían convertirse en "personas desaparecidas" si no dejaban de apoyar al PTM. En ese momento, la dirección del PTM decidió cancelar el evento y centrarse en los preparativos para el acto de Lahore del 22 de abril.

En un incidente separado, los camaradas del PYA en Multan también fueron amenazados por los servicios secretos de Pakistán y fueron interrogados durante tres horas. También les pidieron que cancelaran el evento el 13 de abril en el que estaban conmemorando el primer aniversario de la muerte de Mashal Khan. En esta reunión también iban a apoyar al PTM. Más tarde, los camaradas convirtieron esta reunión en una protesta y la sostuvieron frente al Club de Prensa de Multan.

Más tarde, los servicios secretos abordaron e interrogaron a un camarada dirigente de la CMI de Pakistán, el camarada Aftab Ashraf, durante más de una hora. Le pidieron que detuviera sus actividades revolucionarias.

A pesar de todas las amenazas e intimidaciones, una gran delegación de camaradas de la CMI participó en la reunión pública del PTM en Lahore y propuso consignas revolucionarias. También llevaban pancartas solidarias con las demandas del PTM y se comprometieron a llevarlas a los trabajadores y estudiantes de Lahore. Los compañeros de la CMI también se unieron a las protestas de solidaridad en Karachi, Quetta y otras ciudades del país. En Karachi los camaradas fueron seguidos por agentes de los servicios secretos después de la protesta y arrestados bajo una gran presencia de personal armado y del escuadrón de desactivación de explosivos. Aunque la operación de arresto fue liderada por los Rangers (un equipo paramilitar) el personal del ejército también estuvo presente guiando la operación.

Los arrestados hasta ahora son: 1) Karim Parhar, líder del PTM y del Frente Obrero Rojo (RWF) de Quetta, 2) Attaullah Afridi, organizador del PYA de Karachi, 3) Aftab Ashraf, organizador central del RWF, 4) Umer Riaz, organizador del PYA de  Islamabad, 5) Zain ul Abideen, organizador central del PYA, 6) Gulbaz, organizador del RWF de Cachemira. Nadie ha sido informado sobre sus paraderos hasta el momento y no se ha registrado ningún caso en su contra. Esta es la práctica habitual de la policía y del ejército en Pakistán, contra la cual ha estallado un gran movimiento de masas en Pakistán.

Las autoridades estatales están haciendo todo lo posible para aplastar este movimiento y ahogarlo en sangre. Los medios de comunicación corruptos de Pakistán hasta ahora han boicoteado este gran movimiento y están arrojando un odio venenoso contra él. Todos los partidos políticos en el parlamento también son cómplices en este crimen y apoyan al brutal aparato estatal en la arena política. Rao Anwar, un oficial de policía que es el asesino de Naqibullah Mehsud contra cuyo asesinato comenzó este movimiento, hasta ahora ha recibido un tratamiento exquisito por el Tribunal Supremo de Pakistán y todas las demás autoridades estatales. Zardari, ex presidente de Pakistán y líder del PPP ha llamado a Rao Anwar, un "chico valiente" en una entrevista de televisión después de este asesinato.

Los trabajadores y campesinos de Pakistán, junto con los estudiantes revolucionarios, no tienen amigos en las direcciones de estos partidos, mientras que el Estado brutal los está aplastando con toda su fuerza. Ellos solo hacen un llamamiento a sus hermanos y hermanas en todo el mundo para que se solidaricen con ellos en esta hora crítica. Exigimos la liberación inmediata de nuestros seis camaradas de la CMI secuestrados por el ejército de Pakistán. Su único delito es haber expresado sus puntos de vista sobre el Estado pakistaní y apoyar al PTM frente al Club de Prensa de Karachi hoy. También exigimos que las demandas del PTM se acepten inmediatamente y que el Estado ponga fin a sus atrocidades en las áreas tribales y dejen de apoyar al fundamentalismo islámico. También condenamos las intervenciones imperialistas en Pakistán que han creado estos monstruos y han apoyado al brutal Estado paquistaní. Nuestra única fuerza es nuestra solidaridad. Juramos seguir luchando hasta la victoria final. Nuestro objetivo final es eliminar este podrido sistema capitalista a través de una transformación socialista de la sociedad.

¡Viva la CMI! ¡Trabajadores del mundo, uníos! ¡Lal Salaam!

Lleva este caso a tu sindicato, agrupación del partido, sindicatos y grupos estudiantiles y envía mensajes de protesta:

- A la embajada de Pakistán en España: Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

- Al primer ministro, Shahid Khaqan Abbasi, en la oficina del primer ministro Islamabad: Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

- A la Oficina Nacional de Policía de Pakistán, en: http://www.npb.gov.pk/index.php/play-part/

Con copias a: Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo. y Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.