"No olvidemos que esta guerra se libra en nuestro nombre, nosotros, los trabajadores marroquíes, los campesinos y los jóvenes, no olvidemos que las Fuerzas Armadas Reales han estado involucradas en un montón de bombardeos y vandalismo desde el primer día de su lanzamiento. El régimen participa oficialmente con 6 aviones de combate y 1.500 soldados. El número real es ciertamente mucho más alto"

Desde las 6 de la tarde de este día hasta escribir estas líneas, la noche del sábado (12 de agosto), las fuerzas de represión siguen rompiendo los huesos de manifestantes pacíficos en el pueblo de Al-Arawi, cerca de Nador, y arrestan aleatoriamente a muchas personas. Esta represión bárbara surge como resultado del intento de los jóvenes del pueblo de organizar una manifestación pacífica de solidaridad con el movimiento del Rif, convocada por el Comité de Movimiento Popular de Al-Arawi, bajo el lema "Para escribir otra página en la historia del movimiento".

La derrota del Isis es inminente - su último núcleo en Mosul está a punto de ser aniquilado, Raqqa está siendo acorralada e, incluso, Deir ez-Zor está bajo presión.- El fin del Isis en Irak y Siria ha iniciado una lucha por el día después.

Egipto fue sacudido ayer [domingo 9 de abril, NdT] por atentados suicidas en importantes ciudades que dieron como resultado, al menos, 45 muertos y más de 100 heridos. En la segunda ciudad del país, Alejandría, tuvo lugar un ataque en la entrada de la catedral de San Marcos con el resultado de 16 personas muertas. Dos horas antes en Tanta, una ciudad en el delta del Nilo, un atentado con bomba en una iglesia mató a 29. Hay informes no confirmados de más ataques a iglesias en todo el país.

¡Elevemos la conciencia, la organización y solidaridad al punto máximo para aplastar a la dictadura!

El viernes 26 de Mayo 2017 se sorprendieron los creyentes de la región de Alhucemas con el sermón del viernes del Jatib, quien lanzó una campaña envenenada contra el movimiento popular de protesta en Alhucemas, con acusaciones a sus líderes y a los participantes, lo que enfureció a la mayoría de los creyentes, retirándose muchos de ellos de diferentes mezquitas de Alhucemas, en protesta por este sermón. Esta protesta incluyó al activista líder del movimiento Nasser Zefzafi, quien protestó con un grupo de creyentes, después de que el Jatib terminara su discurso, en contra del uso oportunista de la tribuna del viernes para servir a la marginación, la represión y al ataque contra las demandas justas del movimiento.