Movimiento Obrero
Typography
  • Smaller Small Medium Big Bigger
  • Default Helvetica Segoe Georgia Times

Los trabajadores de Alcoa de la planta de San Cibrao han retomado la huelga indefinida el 27 de Septiembre impidiendo la salida de material de la fábrica pero manteniendo la producción.

El conflicto comenzó hace 16 meses con una demostración de lucha de los trabajadores encomiable y que fueron un ejemplo para la clase trabajadora pero que se diluyó después de una asamblea donde se aceptó dar margen al “Diálogo social” y con ello a la “Paz social” intentando que la planta fuese vendida a otra empresa capitalista y abandonando la posibilidad de la Nacionalización, defendido por CCOO. Vender la planta a otra empresa capitalista que supondría en el futuro? Pues lo que estamos viendo con Alcoa despidos, coger subvenciones de dinero público y luego venderla y con ello mandar a la miseria a sus trabajadores. Alcoa se pronunció diciendo que la huelga es un error y alegando que los compradores querrán tener garantías en el marco energético y que estaría dispuesta a hacer una transferencia a la SEPI.

Han pasado 8 meses y sobre la planta sobrevuela el cierre sumando que el próximo 20 de Octubre el tribunal supremo se pronunciará sobre el recurso presentado por Alcoa contra la sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Galiza que declaró nulo el despido colectivo.

En una situación similar se encuentran los trabajadores de la empresa Vestas que se encuentra en la Mariña lucense y  productora de aerogeneradores que hace pocos días comunicó a sus trabajadores el cierre de la fábrica dejando en el paro a 115 trabajadores. Un directivo de la misma les vino a decir que “Sois muy buenos y tenemos beneficios pero cerramos la fábrica”. La lógica capitalista.

En el caso de Alcoa queda demostrado, una vez más, que la política sindical de paz social y colaboración de clases conducen a los trabajadores a una derrota segura. Han pasado 8 meses sin ningún tipo de avance pasándose el problema de unos a otros mientras los trabajadores esperaban sentados a que se les diera una solución. Como primer paso, los trabajadores de Alcoa y Vestas deberían organizar acciones conjuntas para dar una respuesta común al mismo problema. Estamos asistiendo todos los días a ataques de la patronal tanto en Galiza como en el resto del estado, Barreras, Tubacex, Inditex, Nissan, Gamesa, Alcoa, Aluibérica, Repsol, Vestas.... en donde la estrategia sindical de pactos y diálogo están acabando en muchas derrotas para nuestra clase. Nunca es tarde para revertir esta situación pero esto pasa por la Nacionalización de los sectores estratégicos ocupando las fábricas bajo control obrero y que repercutan en el interés social de la mayoría, hay que redoblar la movilización. Para ello hay que practicar un sindicalismo combativo que cuestione el sistema capitalista, que combata la política del realismo del “Es lo que hay” que lo único que pretende es recoger las migajas cada vez más escasas que la patronal entrega. La solución no pasa por sentarse con los mismos que nos mandan a la miseria, sino se trata de  arrebatarles todo aquello que nos pertenece, todo aquello que producimos. Hay que pasar a la ofensiva y dejar de compadecernos.

La patronal está cada vez más envalentonada y dispuesta a hacer lo que sea para mantener sus beneficios. Los sindicatos y los trabajadores deben lanzar la consigna “toda empresa con beneficios que pretenda cerrar se ocupará y se aplicará un control obrero” y trabajar para que la confluencia entre trabajadores sea cada vez mayor, realizando asambleas de tajo, locales, comarcales... para llegar a una huelga general en todo el Estado que cuestione firmemente el sistema capitalista.

¡Nacionalización de los sectores estratégicos!

¡Por un sindicalismo combativo!

Puedes enviarnos tus comentarios y opiniones sobre este u otro artículo a: contacto@luchadeclases.org

Para conocer más de “Lucha de Clases”, entra a este enlace

Si puedes hacer una donación para ayudarnos a mantener nuestra actividad pulsa aquí